Perseverancia: toda lucha requiere de constancia

Publicado septiembre 10, 2008 por Escritor
Categorías: El éxito

Tags: , , , , , , , , , , ,

Ninguna persona que emprenda un camino de luchas y desafíos logrará ser triunfadora si se rinde antes de alcanzar las metas y objetivos que se trazó. Por esto, todo individuo exitoso es perseverante, ya que enfrenta los distintos retos que se le presentan de manera continua y sin desistir.

A través de los artículos anteriores se explicó la definición y forma en que la paciencia y el autocontrol ayudan a una persona exitosa. Pero, aunque una persona posea estas virtudes, no logrará alcanzar el grado de éxito que espera si no es perseverante.

La perseverancia es la virtud que ayuda a una persona a mantenerse firme y constante en el desarrollo de sus batallas personales, esforzándose en todo momento y sin rendirse ante las dificultades que surjan día a día. Si una persona anhela realmente ser exitosa, debe tener en cuenta que, para lograr dicho objetivo, debe poseer una característica que le de la fortaleza y el valor necesario para continuar avanzando en todo momento, sin olvidar cuales son las metas que se trazó y buscando continuamente cumplir con ellas, a pesar de los obstáculos que puedan surgir.

La perseverancia es en si misma una prueba del valor, constancia, dedicación, entusiasmo y fortaleza y exige un alto grado de concentración en el objetivo que se desea conseguir. Sin esta virtud, una persona fácilmente desistirá de toda lucha en cuanto las dificultades se presenten.

Por otra parte, es importante resaltar que la paciencia es aliada de la perseverancia, ya que en esos momentos difíciles será necesario no solo luchar por salir adelante, sino además estar preparado para afrontar las dificultades con calma, esperando el momento adecuado para actuar y buscando tomar las mejores decisiones.

Aunque existen diferentes técnicas para lograr ser perseverante, estas no serán explicadas en el presente artículo.

La victoria pertenece al más perseverante. (Napoleón Bonaparte)

Autocontrol: una cualidad indispensable de toda persona paciente

Publicado septiembre 4, 2008 por Escritor
Categorías: El éxito

Tags: , , , , , ,

Si bien ser paciente es sumamente importante para alcanzar el éxito, toda persona que posee esta cualidad debe complementarla con el autocontrol. Un individuo logra llegar a dominar todo impulso físico y mental a través de un elevado nivel de control propio.

Como se mencionó en el articulo anterior, la paciencia es una virtud fundamental para alcanzar el éxito pero, por si sola, esta virtud no tendría el mismo impacto en la vida de una persona que si se combina con otras virtudes. Para potencializarla al máximo, la paciencia debe ser complementada por el autocontrol.

En primer lugar, es necesario observar una definición de autocontrol:

Capacidad consciente de regular nuestros impulsos de manera voluntaria, a fin de alcanzar un mayor equilibrio personal y relacional.

Capacidad consciente de regular nuestros impulsos

La primera parte de la definición describe un aspecto muy importante, ya que una persona que controla sus impulsos, deseos, intenciones, decisiones, etc. lo debe hacer de manera consciente. Justo por esto mismo, la palabra autocontrol inicia con el prefijo “auto”.

Una persona no puede afirmar poseer esta virtud si el grado de control que ejerce sobre su ser no es una consecuencia directa de un impulso que puede reconocer.

El autocontrol es una cualidad que debe ejercerse de manera voluntaria

Todo individuo que es capaz de autocontrolarse lo hará de manera voluntaria. Es decir, si se fuerza a un individuo a limitarse en algún aspecto, no puede afirmarse que este individuo presenta un grado de autocontrol, ya que esta virtud requiere que sea la persona misma, sin ningún tipo de coacción y por decisión propia, la que esté dispuesta a hacer o dejar de hacer algo.

El autocontrol es una virtud que complementa a la paciencia

Si bien es cierto que la paciencia brinda a toda persona la capacidad de tomar mejores decisiones, cualquier individuo que ponga en práctica esta virtud en un momento difícil descubrirá que, en ocasiones, se verá tentado a tomar medidas apresuradas que parecen ofrecer respuesta al problema, aunque en realidad no sea así. En esos momentos cruciales el autocontrol juega un papel importante, ya que para tomar decisiones acertadas en el mejor momento posible, no solo es necesario saber esperar el momento adecuado (ser paciente) sino que además es importante tener la capacidad de controlar los impulsos propios, sin  que la persona se apresure o se deje dominar por cualquier tipo de impulso.

De ese modo, una persona que está dispuesta a ser paciente necesita de algo que la ayude a lograr ese objetivo y ese algo es el autocontrol. Una persona que carezca de dominio propio, difícilmente logrará ser paciente ya que para mejorar esta última se requiere de la capacidad de manejar toda acción impulsiva o descontrolada, por fuerte que esta sea.

Para poder ejercer un alto grado de autocontrol, la persona debe primeramente conocerse a si misma. Además, es importante resaltar que el dominio propio es una condición que inicia en un plano mental y aunque existen distintos métodos para mejorar en este ámbito, no serán tratados dentro del contexto de este artículo. Por otra parte, es necesario resaltar que el autocontrol por si solo puede estar presente en un individuo, sin necesidad de ser complementado por la paciencia, mientras que esta última sin el autocontrol no logrará los mismos resultados que si este la complementa.

Si no tienes autocontrol, el mundo tiene el control absoluto sobre ti.

Paciencia: la madre de todas las virtudes

Publicado agosto 27, 2008 por Escritor
Categorías: El éxito

Tags: , , , , , , ,

Muchas personas afirman que la paciencia es la madre de todas las virtudes. Aunque esta afirmación suele ser común, la pregunta es: ¿Por qué? Toda persona que logra entender cuan importante es está virtud y trabaja para perfeccionarse en ella, logrará alcanzar el éxito con mayor facilidad.

Si bien es cierto, la paciencia no es la única virtud que se observa en una persona exitosa, poseerla es de suma importancia para lograr alcanzar aquellas metas y objetivos trazados. Ahora, para responder a la pregunta anterior es necesario en primer lugar definir que es la paciencia:

Capacidad de esperar el momento indicado y apropiado, para tomar las decisiones correctas.

La paciencia también es:

La aptitud de poder soportar cualquier contratiempo y dificultad.

Capacidad de esperar el momento indicado

Toda persona paciente tiene la habilidad de enfrentar diversas situaciones, con calma, sin apresurarse y sabiendo sobre todo, que una decisión por más correcta que sea, si se toma en el momento inapropiado, no tendrá los resultados esperados. Por eso, una persona que cuenta con esta virtud y trabaja para mejorarla día a día, tendrá menos posibilidades de tomar una decisión errónea.

Es importante notar que ser paciente también es saber esperar el momento adecuado.

Tomar las decisiones correctas complementa al individuo paciente

Además, Una persona podría ser sumamente paciente y cautelosa, estando siempre a la espera del mejor momento para tomar una decisión. Pero, ¿que sucede si esta persona toma la decisión equivocada, en el momento correcto? La respuesta es sencilla: seguramente, no obtendrá los resultados que esperaba.

Por eso, es sumamente importante evaluar las decisiones que se toman, teniendo en cuenta que, aunque el momento sea apropiado, no toda elección resultará conveniente. Toda persona paciente debe saber también elegir correctamente y evaluar las consecuencias de las decisiones que tome.

Es importante señalar que una decisión se toma con el objetivo de alterar el resultado o comportamiento de un evento, tratando de que este cambio sea benéfico para la persona que toma dicha decisión. Por esto, una persona paciente debe ver más allá del momento actual y centrarse en las consecuencias de sus decisiones.

Soportar cualquier contratiempo y dificultad

Otra característica que es sumamente importante en un individuo paciente, es la capacidad de soportar contratiempos y dificultades. La paciencia de una persona se mide no en los momentos de calma, sino en los momentos difíciles. Así, cuando una persona se ve realmente presionada por diversas circunstancias o factores (internos o externos) sale a relucir el verdadero grado en el que esta virtud se encuentra presente en la vida de dicha persona. Ser paciente no sería una virtud tan importante si los seres humanos no atravesaran por momentos difíciles.

Por otro lado, es necesario resaltar que poseer esta característica no significa aceptar o adoptar una actitud pasiva ante el sufrimiento o circunstancias adversas. Significa saber confrontar y soportar cualquier tipo de problema o inconveniente, buscando la mejor solución posible al mismo.

Toda persona que anhela ser exitosa debe buscar en primer lugar ser paciente, ya que de esta virtud está íntimamente ligada a otras más (como el autocontrol). Así mismo, debe tomarse en cuenta que todas las personas poseen distintas virtudes y es posible trabajar en ellas, buscando mejorarlas y perfeccionarlas. Justamente el proceso de mejora requiere de paciencia y dedicación.

En el siguiente artículo se estudiará el autocontrol como un factor clave en la vida de una persona exitosa.

Quien tiene paciencia, obtendrá lo que desea. (Benjamin Franklin)

Las virtudes

Publicado julio 30, 2008 por Escritor
Categorías: El éxito

Tags: , , , , , , , , , , ,

A través de los tres primeros articulos se explicaron los principales componentes del éxito, los cuales (en su mayoría) deberían estar presentes en la vida de una persona que se considera exitosa. Aunque estos componentes son sumamente importantes, el éxito o fracaso de una persona no dependerá solamente de que la misma cumpla con ellos. Además, existen también otras características que definen el grado de triunfos que una persona puede lograr.

Dentro de dichas características se encuentran las virtudes. Una virtud es, según lo describe wikipedia:

Una cualidad positiva de un ser, persona o cosa, que puede ser expresada  mediante adjetivos calificativos.

La definición sigue y aclara un punto importante:

Es también, una de las herramientas más importantes para el éxito…

Pero, ¿por qué son tan importantes las virtudes para alcanzar el éxito? Si se observa la definición anterior, se pueden derivar ciertas afirmaciones que ayudan a encontrar respuesta a dicha pregunta.

En primer lugar (y como lo indica la definición), obsérvese que se entiende por virtud a una cualidad positiva de un ser, persona o cosa. Todas aquellas características positivas llevarán a un individuo a desempeñarse de mejor manera dentro del ámbito en el que se desenvuelva. De esta forma, mientras más se esfuerce una persona por perfeccionar todas aquellas actitudes positivas que posee, su desempeño mejorará también en diversos ámbitos: ámbito individual, social, laboral, educativo, etc.

En segundo lugar, según la definición las virtudes se encuentran en un ser, persona o cosa. Es importante señalar que todas las personas, independientemente de su raza, color, sexo, lugar de residencia, edad, etc. poseen virtudes. La diferencia radica en que algunos individuos poseen algunas características más desarrolladas que otros, siendo esta la razón por la cual se observa una marcada diferencia en cuanto al carácter y conducta de las personas en las sociedades. Así, por ejemplo, el grado de paciencia que se observa en un individuo podría ser menor o mayor en otro sujeto. Eso conlleva a una diferenciación en la forma de actuar de cada una de las dos personas de este ejemplo.

Explotar las virtudes al máximo facilita la consecución de nuestros objetivos

Cuando una persona aprende a manejar y mejorar sus virtudes, está dando el primer paso para alcanzar el éxito. Esto, porque las virtudes son componentes de los seres humanos fundamentales en su comportamiento y desempeño. De esa manera, si un individuo aprende que las virtudes son elementales para alcanzar los objetivos que se ha propuesto, logrará triunfar con mayor rapidez.

Toda persona virtuosa presenta una mayor facilidad para llevar una vida mejor y más tranquila, llena de logros y sueños realizados. Esto se debe en gran parte a que, las personas que han sabido desarrollar sus virtudes, han aprendido también a manejarse de mejor manera, controlando cualquier tipo de impulso negativo, evaluando mejor las decisiones que toman y aprendiendo a esperar y no desistir aún cuando las circunstancias son adversas.

Las virtudes nos alejan de los problemas y las malas decisiones

Una persona virtuosa tiene menos posibilidades de meterse en problemas y, aún cuando se encuentra frente a situaciones difíciles, es probable que le sea más fácil encontrar una solución. Una persona que aprende a valerse de sus virtudes por lo general pasará por problemas de menor tamaño.

Además, cuando una persona se apoya en cada una de sus virtudes para tomar decisiones evitará escoger la vía errónea en los momentos cruciales.

Aunque muchas veces no se logra apreciar a simple vista la importancia de cada virtud presente en una persona, es necesario aprender y entender porque estas cualidades son tan necesarias para alcanzar el éxito. Los siguientes artículos presentarán un análisis relacionado a cada una de las virtudes que una persona exitosa debe observar y de qué manera cada una, por su lado, ayuda a las personas a triunfar en la vida.

Principales componentes del éxito (Última parte)

Publicado julio 16, 2008 por Escritor
Categorías: El éxito

Tags: , , , , , , , , , ,

Cuando una persona alcanza cierto grado de éxito, obtiene además otros beneficios que aportan a su superación personal. Se ha visto en las dos primeras partes de este articulo, como una persona exitosa cumple con componentes que la ayudan a optimizar sus triunfos, pero, como se mencionó anteriormente, hay otras características que deben observarse en este proceso.

A continuación se presentan los últimos tres componentes (adicionales) que acompañan a una persona exitosa.

Respuesta a necesidades sociales

Triunfar en la vida no debe ser un proceso que traiga beneficio personal únicamente. Adicional a esto, una persona que emprende un recorrido  mediante el cual pretende alcanzar sus metas y objetivos, debe tener en mente que a través de este proceso debería aportar (aunque sea de forma mínima e indirecta) algo al crecimiento y mejora de la sociedad en que habita. Aunque esto no es indispensable, se debe recordar que cada sociedad mejora en la medida en la que los individuos que la habitan lo hacen.

Así, por ejemplo, una sociedad conformada con personas pobres y poco exitosas será una sociedad pobre y poco exitosa. Si cada persona que triunfa dentro de la comunidad en que habita, aporta algo al crecimiento de esta última, estará dando paso a que más personas tengan posibilidades de ser exitosas, lo que llevará inevitablemente a que dicha sociedad se convierta en una comunidad exitosa.

Respuesta a las necesidades profesionales

Muchas veces y de manera inevitable, todo proceso emprendido con el fin de lograr una meta u objetivo trae consigo también otro tipo de triunfos. De esta manera, una persona que busca superarse y lograr el éxito, por lo general pasará por un proceso que lo llevará a mejorar sus conocimientos en determinada área.

Por ejemplo, un individuo que se propone como meta graduarse de médico y que logra este objetivo, inevitablemente habrá pasado por un proceso de mejora, que lo llevará a convertirse en un profesional en su área. Así mismo sucede con el deportista mencionado en la primera parte de este articulo. Su objetivo era ser el mejor deportista en la disciplina en la cual se desempeñaba y, al final de este proceso, no solamente era el mejor, sino que también se había convertido en un profesional de su deporte.

Las personas exitosas por lo general poseen sólidos conocimientos, han forjado una trayectoria y se desenvuelven de manera profesional en la rama en la que se desempeñan. Aunque no necesariamente una persona exitosa debe ser profesional, muchas veces las personas profesionales alcanzan el éxito.

Respuesta a necesidades económicas

Por último, es importante señalar el área económica de una persona exitosa. Por lo general, las necesidades económicas de una persona que triunfa en la vida se ven cubiertas automáticamente por los procesos que esta persona atraviesa. Así, por ejemplo, en el caso del deportista y el médico mencionados anteriormente, se puede observar que el proceso que ellos atravesaron para alcanzar sus metas y objetivos, los llevaron a obtener una posición social y económica relativamente cómoda.

Por otro lado, este aspecto guarda una estrecha relación con la respuesta a las necesidades sociales que una persona exitosa pueda ofrecerle a la sociedad en la que habita. Si una persona se considera triunfadora pero vive en pobreza, no podrá ayudar ni hacer mayor aporte a su sociedad.

Con esto, no se trata de decir que una persona exitosa necesariamente es una persona con dinero y buen estatus social. Se pueden observar muchos casos en los que personas sin mayores recursos logran grandes triunfos en su vida (y viven felices). Por lo anterior, se puede decir (como se mencionó en la primera parte) que el éxito no es algo cuantitativo y cada individuo determinará cual es el grado de triunfos que desea alcanzar.

A continuación se presenta la gráfica del proceso de éxito (click para agrandar):

El proceso del exito

El proceso del exito. enbuscadelexito.wordpress.com. Año 2008

Hasta acá se han estudiado los principales componentes del éxito así como componentes adicionales del mismo. Pero el éxito no se alcanza observando únicamente dichos componentes: adicional a ellos, existen diferentes virtudes que una persona exitosa debe buscar (y perfeccionar) para triunfar en la vida. De esa manera, los siguientes artículos describirán dichas virtudes, así como el papel que juegan en la vida de una persona exitosa.

Se alcanza el éxito convirtiendo cada paso en una meta y cada meta en un paso.

Principales componentes del éxito (Parte 2)

Publicado julio 7, 2008 por Escritor
Categorías: El éxito

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

En la parte 1 de este artículo se estudiaron dos interesantes definiciones del éxito. Ahora, es momento de analizar cuales son los principales componentes del éxito, buscando alcanzarlo de manera integral. Para esto es necesario observar la siguiente definición:

Por éxito integral se entiende la consecución de metas y objetivos en varios puntos o aspectos importantes de un proceso y no solamente en uno.

Si una persona anhela ser exitosa, deberá en primer lugar preguntarse: ¿Que aspectos de su vida necesitará cubrir o satisfacer luego de alcanzar el éxito?. ¿En que punto considerará haber triunfado?. A partir de esto, es posible desglosar y evaluar si las acciones emprendidas realmente traerán los resultados esperados.

Tómese en cuenta que, el éxito puede ser algo cualitativo y no cuantitativo, por lo que podría ser difícil medirlo. Otro aspecto importante a considerar, es que mientras una persona cumpla con la mayor cantidad de componentes, mayor será su grado de éxito.

Para entender de mejor manera lo anterior, se presentan a continuación los principales componentes del éxito.

Cumplimiento de metas y objetivos

De todos, quizás este sea el más importante. Esto, porque una persona que dice haber triunfado y se dice exitosa por lo general tiene que haber logrado cumplir con metas u objetivos que se planteó previamente (podría alcanzarlas de forma parcial o total). Entonces, se tiene en primer lugar que un individuo exitoso cumplirá con la siguiente afirmación:

Alcanzar la realización de las metas y objetivos que se haya propuesto, logrando esto en el tiempo que supuso le tomaría realizar este logro.

El tiempo es un factor importante ya que determina si un objetivo se cumple o no dentro de un intervalo previamente definido, aunque no siempre es esencial ya que dependerá del tipo de metas a alcanzar.

Por ejemplo, un joven que se propone ser el mejor en un deporte determinado y lo logra, podrá decir que ha cumplido con el objetivo que tenía: ser el mejor. Adicionalmente, es posible que durante el proceso que el joven atravesó se haya convertido en un profesional, que devengue un buen salario y que haya alcanzado la fama. Nótese que para lograr lo anterior (ser profesional, devengar buen salario y alcanzar la fama), el joven primero tuvo que cumplir con la meta que se había fijado.

Entonces, se tiene que una persona de éxito habrá logrado realizar las metas u objetivos que se había planteado alcanzar. Difícilmente una persona podrá decir que es exitosa cuando la anterior afirmación no se cumple.

Fin o terminación del proceso

Cuando una persona inicia su recorrido a través de un camino que espera lo lleve a lograr las metas y objetivos que se ha trazado, implícitamente esta persona desea terminar o finalizar el proceso que inició. De esta manera, un segundo aspecto fundamental que compone a un individuo exitoso es el hecho de que finaliza todas aquellas actividades que se propone realizar, sin dejarlas a medias, y buscando, además, culminarlas con el mejor grado de calidad posible.

Así, por ejemplo, en el caso del deportista (mencionado anteriormente) se puede observar que inició un proceso de formación y transformación que lo llevó a ser una persona exitosa, pero no se consideró triunfador sino hasta que hubo cumplido con las metas que se había trazado, y, por consiguiente, supuso haber terminado el proceso que inició. Si este deportista hubiera desistido en el camino o no se hubiera empeñado en lograr un buen resultado, seguramente no habría logrado ser el mejor jugador en su deporte y por consiguiente, no hubiera disfrutado de todas los extras adicionales que recibió (convertirse en profesional, devengar buen salario y alcanzar la fama).

Por esto, una persona exitosa vive su vida completando procesos (incluso la vida misma es un proceso), atravesándolos con constancia, dedicación, paciencia y optimismo.

Satisfacción

La satisfacción es un estado mental que lleva a un individuo a sentirse complacido por haber culminado exitosamente una acción emprendida. Este es el tercer componente del éxito. Una persona que se dice exitosa en un área, raras veces se sentirá insatisfecha por los logros que ha alcanzado en dicha área. Esto se debe sobre todo, a que aquellas personas que se consideran triunfadoras se sienten de esa manera porque están contentas con los resultados obtenidos de las actividades realizadas.

Es probable que el joven deportista (mencionado anteriormente), no pudiera considerarse exitoso si el proceso que atravesó para convertirse en el mejor jugador de su deporte no lo hubiera llenado de satisfacción. Si por el contrario, se sintiera desdichado haciendo las actividades que realizaba (deporte) es probable que no se hubiera esmerado tanto y por consiguiente no hubiera triunfado. Incluso, es probable que nunca hubiera intentado llevar a cabo el proceso que inicio, a menos claro que tuviera algún tipo de presión externa.

Hasta acá, se han cubierto tres aspectos inherentes al éxito y que son de suma importancia cuando una persona se cataloga como triunfadora. Sin embargo, como se mencionó anteriormente ser exitoso no implica únicamente haber cumplido con las metas trazadas, terminar el proceso iniciado y/o alcanzar un grado de satisfacción; en este contexto, el éxito implica también (de manera adicional) satisfacer áreas económicas, sociales y profesionales. Por lo anterior, la parte 3 (última parte) de este artículo, tratará sobre la forma en que una persona exitosa debe llevar sus triunfos a ser algo más profundo, que la beneficie en otros aspectos de su vida y que, a su vez, beneficie a la sociedad en la que reside.

Tener éxito en la vida no es llegar a tener fama, sino llegar a realizar todo aquello que realmente deseas.

Definición y principales componentes del éxito (Parte 1)

Publicado julio 1, 2008 por Escritor
Categorías: El éxito

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Éxito. Una palabra interesante que conlleva un significado profundo. Pero en realidad, ¿Que es el éxito? En palabras sencillas, se puede definir al éxito de la siguiente manera:

Fin o terminación satisfactoria de un negocio o asunto

Otra definición que será de utilidad para este caso la constituye la siguiente:

Circunstancia de obtener lo que se desea en el ámbito profesional, social o económico.

Las anteriores, son definiciones cortas para tan grande expresión, pero aún así engloban todos los aspectos que es necesario conocer. Cuando se habla de éxito, no necesariamente se habla únicamente de triunfar en un aspecto de la vida, sino que puede tratarse de un logro integral. Con integral, se entiende la consecución de metas y objetivos en varios puntos o aspectos importantes de un proceso y no solamente en uno. De esa manera, una persona que logra la fama y reconocimiento podría decir que ha alcanzado el éxito económico, pero esto no garantiza que sea exitosa a nivel social o personal.

Para entender en profundidad este concepto, la parte número 2 de este articulo, explicará en detalle cuales son los principales componentes del éxito, basándose principalmente en los siguientes aspectos:

  • Cumplimiento de metas y objetivos
  • Fin o terminación del proceso
  • Satisfacción
  • Respondiendo a las necesidades sociales
  • Respondiendo a las necesidades profesionales
  • Respondiendo a las necesidades económicas

Al estudiar los puntos anteriores, se aprenderá como una persona que cumpla con estas premisas puede alcanzar un grado de éxito realmente sorprendente, que no solamente satisfaga sus propias necesidades, sino que también se ocupe de responder a los distintos tipos de requerimientos del entorno que le rodee (los problemas de la sociedad en la que vive son un buen ejemplo de estos requerimientos).

Así que, no se pierda la segunda parte de este primer articulo “Definición y principales componentes del éxito” y recuerde que:

Soñar con el éxito es bueno, pero realizarlo es mejor.